Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Continúan mejorando los registros turísticos en los indicadores de turismo rural y campamentos turísticos respecto a 2019

Noticias

Contenido


Continúan mejorando los registros turísticos en los indicadores de turismo rural y campamentos turísticos respecto a 2019

Los alojamientos de turismo rural y campamentos turísticos experimentan en febrero los mayores aumentos lo que, según Francisco Salado, pone de manifiesto el buen momento que vive el turismo de interior de la provincia de Málaga

El mercado nacional lidera en todos los indicadores y entre los mercados internacionales, Países Bajos, Italia y Estados Unidos aumentan los viajeros hasta un 28% respecto al mismo mes de 2019

Francisco Salado se ha mostrado optimista por los indicadores del mes de febrero y las previsiones de Semana Santa que auguran ocupaciones de hasta el 90%

Según los datos del último Boletín de Coyuntura Turística la consolidación del turismo nacional se afianza en Costa del Sol, con algunos incrementos de los principales indicadores turísticos y que incluso, en algunos casos, han superado los registros anteriores a la pandemia. Tal y como ha señalado Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga, “son especialmente significativos los incrementos de viajeros en los alojamientos de turismo rural y campamentos turísticos, lo que constata el buen momento que vive el turismo de interior de la provincia de Málaga”.

En este sentido, Salado ha señalado que el mes de febrero ha registrado más de 7.600 viajeros en alojamientos de turismo rural, “más del doble que en el mismo mes de 2019, lo que supone un incremento del 125,7%. Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural también se han incrementado un 131% respecto al mes de febrero previo a la crisis sanitaria”. Además, ha añadido que, en este segmento de turismo rural, “también destaca el aumento, +133%, respecto a 2019 del número de viajeros internacionales. En lo que va de año también se observan importantes aumentos, de más del 160%, respecto al mismo periodo de 2019, por lo que es de esperar que 2023 sea el año de la plena recuperación del número de viajeros de este segmento, tan importante para la generación de empleo y la economía del interior de la provincia”.

Según el balance del último Boletín de Coyuntura Turística, los indicadores de viajeros en campamentos turísticos siguen la misma senda de incrementos de los registros, tanto en comparación con el mes de febrero de 2019, con un aumento del 70% del número de viajeros en campamentos turísticos, como en el acumulado de enero y febrero, registrando un 93% más que en el mismo periodo anterior a la crisis sanitaria. Asimismo, los viajeros extranjeros en campamentos turísticos se han incrementado, respecto al mes de febrero de 2019 un 133%.

Unos registros que, junto a los viajeros en alojamientos hoteleros y apartamentos, han situado a Málaga en el mes de febrero como la segunda provincia costera en número de viajeros, solo por detrás de Las Palmas. Francisco Salado ha señalado que, en total, Costa del Sol ha recibido en el mes de febrero 407.557 viajeros, que han generado 1.448.473 pernoctaciones, lo que supone en ambos casos, un 2% más respecto al mismo mes de 2019.

Por mercados, los datos del balance de coyuntura turística indican que la llegada de turistas nacionales a hoteles y apartamentos a Costa del Sol se consolida, con un aumento del 4,3% respecto al mismo mes de 2019.

En lo que respecta a mercados internacionales, el presidente de la Diputación ha señalado que “si bien todavía queda por recuperar los registros de mercados prioritarios para Costa del Sol como el alemán o el británico, en el mes de febrero se han incrementado respecto a 2019 los viajeros procedentes no solo europeos, como Países Bajos, con un incremento del 20,7%, Irlanda, 28% o Italia, del 14%, sino también de largo radio, como Estados Unidos, que ha experimentado un incremento del 24% respecto al mismo mes de 2019”.

En cuanto a la llegada de turistas al aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, Reino Unido encabeza el ranking de viajeros, aunque sin superar los registros previos a la crisis sanitaria, seguido de los viajeros nacionales, que se incrementan en el mes de febrero un 30% respecto a 2019, Alemania y Países Bajos. En el caso de los viajeros neerlandeses, también se incrementan en el mes de febrero un 29%. A este respecto, Francisco Salado ha señalado que “todo indica que en 2023 va a continuar la senda de la recuperación que se viene consolidando con los buenos registros conseguidos en 2022, pero no hay que bajar la guardia para que se puedan llegar a recuperar los indicadores de mercados prioritarios para Costa del Sol como son el británico y el alemán”.

Perspectivas para marzo y Semana Santa

Según los datos con los que cuenta Turismo Costa del Sol, los resultados del mes de marzo y el cierre del primer trimestre auguran que seguirán la misma senda, ya que se estima que la ocupación en el tercer mes del año se cierre en un 77,05%, superando en un 8% la del mismo mes que en 2019. En cuanto al cierre del trimestre, según ha señalado Francisco Salado, se estima que “la ocupación acumulada de alojamientos hoteleros se cierre en un 65,6%, lo que supone que podemos ser optimistas en cuanto a las perspectivas para este año, ya que superan en un 14% la ocupación de 2022 y un 3% las cifras de 2019”.

Un optimismo que apunta también a las previsiones de Semana Santa, ya que según los datos de AEHCOS, la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol, se espera que la ocupación hotelera supere el 80%, con municipios como Ronda y Marbella que alcanzarán el 90%. Tal y como ha señalado Francisco Salado, “después de dos años muy complicados estas previsiones y los resultados obtenidos hasta ahora, tanto los de 2022 como en lo que va de año, ponen de manifiesto que estamos en el buen camino en relación a la actividad turística en la provincia de Málaga. La Semana Santa da el pistoletazo de salida a la temporada alta y estas buenas previsiones suponen un aliento de esperanza para un 2023 que se presenta con muy buenas perspectivas”.