Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Costa del Sol supera su récord de ingresos y visitantes entre junio y agosto, con seis millones de turistas y 8.145 millones de euros

Noticias

Contenido


La Costa del Sol supera su récord de ingresos y visitantes entre junio y agosto, con seis millones de turistas y 8.145 millones de euros

Francisco Salado destaca el empuje de turismo internacional, que prácticamente se ha recuperado respecto a 2019

El presidente apunta que 3,5 millones de turistas han llegado al aeropuerto de Málaga -más que nunca- y que también se ha incrementado el número de viajeros alojados hasta alcanzar los 2,6 millones

El balance de la temporada alta también deja datos positivos en lo que a empleo se refiere, con un incremento del del 7,5% del número de afiliados a la Seguridad Social respecto al año pasado y del 8,9% respecto a 2019

La Costa del Sol ha concluido los meses de temporada alta -junio, julio y agosto- con unos resultados muy satisfactorios para el sector turístico, según ha señalado el presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado.

El presidente ha hecho referencia a los indicadores más relevantes, tanto a la llegada de turistas, seis millones, lo que supone un incremento del 4,8% respecto al año pasado y un 5,7% más que en 2019; como a los ingresos económicos: “Los 8.145 millones de euros de estos tres meses de verano constituyen un aumento del 10,1% respecto a 2022 y del 30,5% si se toma 2019 como referencia”, ha dicho.

“Es cierto que ingresos no es igual a rentabilidad, especialmente en estos años en que la inflación se ha disparado, pero estamos en condiciones de afirmar que los ingresos han superado notablemente a la subida de los precios”, ha indicado Salado. En este sentido, ha destacado que “el incremento del IPC de agosto de 2019 a 2023 ha sido del 16,2%, que es mucho. Pero, como decía antes, en ese tiempo los ingresos turísticos han crecido un 30,5%”.

Según los datos que maneja Turismo Costa del Sol, 3,5 millones de turistas han llegado al aeropuerto de Málaga -más que nunca- y también se ha incrementado el número de viajeros alojados hasta alcanzar los 2,6 millones. Respecto a la procedencia de los turistas, el presidente ha indicado que a la Costa del Sol han llegado menos viajeros nacionales que el año pasado, pero más que en 2019.

En cambio, ha apuntado, han llegado un 11,1% más de turistas internacionales que el año pasado, lo que supone que ya prácticamente se han recuperado a los viajeros internacionales de 2019 (-0,3%).

Salado ha indicado asimismo que hay margen de mejora en lo que respecta a mercados significativos como el británico, pero ha asegurado que “estamos en el camino adecuado para conseguirlo. El número de viajeros alojados en hoteles y apartamentos ha aumentado un 1,7% en un año, pero aún estamos un 6,7% por debajo de 2019”. Y ha añadido que se han obtenido datos positivos en otros mercados, ya que, según ha manifestado, los viajeros alojados procedentes de Francia han aumentado un 24,5% respecto a 2022 y un 14% frente a 2019; los de Países Bajos, un +10,6% en comparación con 2022 y un +35,9% con 2019; los alemanes se han incrementado un +34,7 y +12,8%, frente a 2022 y 2019, respectivamente, y en cuanto al mercado italiano ha habido un aumento del 52,3% con 2022 y del 22,6% con 2019.

En lo que respecta a las pernoctaciones, el presidente de la Diputación ha indicado que, en líneas generales, los datos de los que dispone Turismo Costa del Sol revelan un ligero crecimiento en comparación con 2022 y un descenso del 2,7% respecto a 2019, habiéndose registrado un total de 10,44 millones de pernoctaciones en los tres meses de verano.

En cuanto al grado de ocupación, los datos reflejan una leve caída respecto al año pasado y un poco más acentuada respecto a 2019. Salado ha calificado como “espectaculares” los incrementos registrados en los indicadores de ADR, o tarifa media diaria, que se sitúa en 162,30€ en 2023, lo que supone un +30,6% más que en 2019 y +6,5% que en 2022. Y también del REVPAR, o ingresos por habitación disponible, que se ha situado en 133,47€, un +27,6% más que en 2019 y +6,1% con respecto a 2022 y ha destacado asimismo que estos incrementos han sido mayores cuanto mayor ha sido la categoría del establecimiento hotelero.

El balance positivo de la temporada alta también se ha visto reflejado en el impacto beneficioso para el empleo, especialmente para la restauración y el alojamiento, con un aumento, tal y como ha señalado Salado, del 7,5% del número de afiliados a la Seguridad Social respecto al año pasado y del 8,9% respecto a 2019. El presidente se ha mostrado optimista en cuanto a los datos con los que se cierre septiembre, adelantando que “esperamos un aumento de los indicadores hoteleros y extrahoteleros respecto a 2022, excepto en los campamentos y apartamentos. Es decir, que prevemos que en general habrá un incremento de viajeros y de pernoctaciones totales”.

Una buena tendencia que se espera que se consolide en lo que queda de año, según los datos de previsiones de oferta de vuelos, con un aumento del 24,3%; un incremento de 119 a 122 de ciudades conectadas y el crecimiento del número de compañías aéreas que operan, un 4% respecto al año pasado.

Según los datos que maneja Turismo Costa del Sol, la mayor parte de esos viajeros procederán del Reino Unido y del resto de España, aunque, como ha indicado Salado, es destacable la oferta de plazas de vuelo desde Alemania, Francia, Países Bajos e Italia. En cuanto a los países nórdicos, la oferta global de asientos para los próximos tres meses ofrece datos positivos en Finlandia (+24,3% respecto al año pasado), Suecia (+14,3%) o Dinamarca (10,3%), mientras que en Noruega se prevé un descenso (-14,3%).

Salado ha reiterado en su intervención el optimismo por los datos que arroja el balance de la temporada alta: “Somos optimistas porque los datos nos animan, pero también es cierto que hay muchos indicadores nacionales e internacionales que nos hacen ser prudentes”, ha manifestado.